Cristina Gutiérrez estará finalmente en el Dakar 2021.

Foto : Web Red Bull

Cristina Gutierrez estará finalmente en el Dakar en 2021. Dentro del equipo Red Bull Off Road Junior Team y dispondrá de uno de los OT3, los todo terreno ligeros, del equipo.  

Será el quinto Dakar de la burgalesa y hasta ahora ha conseguido finalizar los cuatro anteriores, pero lo más importante es que ha conseguido lo que siempre soñó: «llegar a un equipo oficial».

Los otros dos pilotos del equipo son los americanos Mitch Gunthrie, que ya disputó el pasado Dakar con uno de estos coches y ganó una etapa, y Seth Quintero que, a sus 18 años, será el piloto más joven de la prueba y llega con el título estadounidense de ‘Best in the Desert’.

El coche debutó ya en el pasado Dakar, en el que ganó cuatro etapas. Desde entonces debe haber solucionado sus problemas de fiabilidad que tuvo.

El coche que pilotará es un OT3, un prototipo ligero, muy similar a los Side by Side, pero en lugar de estar derivado de un modelo de serie es un prototipo de competición. El que pilotará es un Overdrive OT3, un coche realizado por Overdrive Racing, el equipo belga que cuida de los mejores Toyota privados y que apoya al equipo oficial de la marca japonesa.

El coche es el menos potente que habrá pilotado nunca Cristina en el Dakar. Tiene un motor de turbo de 1.000 centímetros cúbicos con 177 caballos. También será el primer tracción a las ruedas posteriores que pilote, frente a los 4×4 de las anteriores participaciones. Pero por el contrario es mucho más ligero, justo por debajo de los 900 kilogramos, y de medidas muy compactas, por lo que resulta muy ágil y eficaz. Es cierto que en las etapas más rápidas tiene un cierto handicap, pero en las más lentas y complicadas es capaz de dar una sorpresa.

Nasser Al-Attiyah ha probado el coche. Cyril Despres ha hecho buena parte del desarrollo. Esto y la solidez del equipo son cartas en las que Cristina puede confiar.